lunes, mayo 21, 2007

Una mala racha

La mala racha comenzó un viernes con un nuevo accidente en bici (hace unas 2 semanas). Todavía no he hablado de él por aquí porque ibais a pensar que soy un verdadero torpe :-D. La bici ya me había dado un par de sustos últimamente. Usándola por el camino se van desmontando y cayendo piezas, aunque nunca jamás he tenido ninguna avería que no me haya permitido continuar sin parar (la anterior bici tuve 3 averías de ir andando a casa en un solo mes). ¿Pero cómo narices me la pegué esta vez? Pues cuesta arriba :-D. La bici es de carreras y me permite ir extremadamente rápido. Yo con mi obsesión de ganar tiempo y hacer deporte, había conseguido batir mi record y llegar al trabajo en 14 minutos, con una media de 27km/h llaneando y con cuesta arriba (muy poco pronunciado) todo el camino.

Pero no hay que olvidar que la bici tiene 21 años, y los formula 1 de hace 21 años también superaban los 200km/h. El problema de la bici es que a veces cuando pedaleo, la cadena salta de marcha (algo que pasa en bicis nuevas también). Lo extraño de la mía es que a veces la cadena se queda bailando entre dos platos (de los piñones) y no agarra ninguno de los dos platos y te quedas dando pedales a la nada durante varios segundos.

Esto era especialmente peligroso cuando me encontraba en cruces y semáforos. El otro día fue la culminación, iba por una carretera en obras cuesta arriba y me levanté sobre la bici para coger velocidad, y cuando puse todo mi peso sobre el pedal derecho, la cadena desengranó y no volvió a engranar, así que con toda la fuerza que le puse sobre el pedal me encontré en el vacío, caí sobre la barra de mi bici (vaya dolor en los h*) y no recuerdo el siguiente segundo, lo siguiente que recuerdo era yo con la bici encima arrastrándome por la inercia por el suelo (iba en pantalones cortos). Al levantarme la bici ya había engranado la siguiente marcha maldita ella, y mi pierna estaba totalmente ensangrentada. (Todo ocurrió enfrente de una parada de tranvía llena de personas mirándome, imaginaros un tontolava como yo cayéndose totalmente sólo sin nadie en frente tuyo mientras intentas mantenerte despierto esperando el tranvía…)

Por suerte todo quedó en un pequeño susto y rasguños que aunque dolorosas no eran nada profundas, PERO no quiero pensar qué hubiese pasado si esto me hubiese ocurrido mientras voy entre coches.


Mi pierna varios días después, ya no impresionan mucho las heridas

Al día siguiente cogí la bici y me lo volvió a hacer, aunque esta vez ya estaba alerta, aún así ya nunca más me sentí seguro sobre la bici.

Y me di una vuelta por el Carrefour y me compré esto:


La nueva bici en el campo de escursión


La nueva bici el primer día ajustándola en mi taller (mi casa claro)

La bici era la más barata, 130€ y tiene suspensión adelante y detrás, pero es una verdadera mierda, piezas de plástico etc etc etc, sin contar que ahora tardo 3 o 4 minutos más a llegar al trabajo, una verdadera sensación de impotencia dar el máximo y ver que no puedes ir tan rápido como antes!. Pero ahora me siento seguro en la bici, y ya no perderé el tiempo intentando arreglarla mil veces…


Tras dos semanas, la rueda de atrás totalmente lisa, no por ir haciendo el tonto, pero porque la calidad de las ruedas era pésima, mejor así porque quiero cambiar las cubiertas y ponerlas mucho más estrechas y así ganar un poco de velocidad y comodidad en carretera ;-)

Y este sólo fue el principio de mi mala racha...

4 comentarios:

SSergio dijo...

"Y este sólo fue el principio de mi mala racha... "

joder, esto promete...

Hoy no escribo mucho, no sé qué me pasa, sólo decir que echaba de menos leerte, y de repente leo dos seguidos, no está mal, me recuerdas a mí :D

guRR
SSer

Anónimo dijo...

vaya suerte q tienes,eh? oye, muchos ánimos con ese deporte "arriesgado" de la bicicleta.jajajaja.
muxutxus y mucho animo.
ARANTZA

silvia dijo...

joer! tu caida me hizo acordar la mia del finde pasado...tan contenta con mi nuevo "velo"y, mierda, me pasò lo que te pasò a ti....y ahora estoy con una pierna totalmente violeta, y ni te cuento el culo....sigh....pero deberìas ver q bici mas chula q me compré.... :-D
Silvia

dragonfly dijo...

Ainsss me ha dolido solo de leerlo

Con mi primera bici de carretera heredada, que también tenía un montón de años, me pasaba lo mismo, se quedaba entre dos piñones y daba unos sustos terribles.

un saludo, me encanta tu blog