sábado, noviembre 15, 2008

El mar de casa

Una de las cosas que más echo en falta en Bruselas es el mar, su olor, su sonido, un mar que he visto por la ventana durante 23 años, un mar que nunca falta a sus citas. El sábado en Bilbao, aprovechando la visita de un amigo me di un paseo por las zonas más impresionantes de la costa vasca y saqué este par de fotos.


Atardecer nuboso en Euskadi
Atardecer nuboso en Euskadi. (Click en la imagen para hacer zoom)

Islote enorme
Siempre tengo el deseo de irme hasta allí en canoa, escalar este islote y pasar una noche de acampada, me pregunto cuanto tiempo hace que nadie sube allí (Si es que alguien ha subido alguna vez) (Click en la imagen para hacer zoom).

3 comentarios:

Lilla dijo...

A mi me pasa lo mismo: he vivido por 25 años con el mar al lado de mi casa, he crecido aprovechando de su viento perfumado, de sus olas y de sus playas..Y ahora es una de las cosas que màs hecho de menos aqui' en Bruselas..Cada vez que voy a un parque a correr o disfrutar del aire fresco me repito que eso nunca lograrà darme las mismas beneficas sensaciones de "mi" mar..Asi' que, cada vez que vuelvo a mi ciudad tengo una cita con él!!!

Ainhoa dijo...

EL mismo problema que tú, es una de las cosas que más hecho de menos aquí. Y encima vas y me pones fotos de Aketxe, no? Yo he veraneado en Bakio toda la vida y es ese mar el que hecho en falta. Snif!!!!!!
Pero es cierto que los parques que tenemos aquí, nos faltan allí, eh? No es lo mismo, pero...

Fernando M dijo...

Si te sirve de consuelo, puedes ver que no eres el único. Yo tambíen he pasado años y años durmiendo con el sonido del mar de fondo. Y aunque no estoy en Bruselas, en Madrid tampoco se escucha (ni se huele, ni se siente, ni nada) el mar. Ya lo decían los Refrescos jeje