jueves, noviembre 20, 2008

Vuelta a Linux, vuelta a casa, bienvenida la libertad

Mi vida con Linux siempre fue un quiero y no puedo. A finales de los noventa no conocía a nadie que tuviese Internet, solo había oído hablar de él por alguna revista de algún compañero de clase y Windows 98 era sólo un rumor. De alguna forma cayó en mis manos un CD de Red Hat con un GNOME que me pareció bastante anticuado pero que después de 10 años de ver MSDOS y Windows 3.1 y Windows 95 ver que existía algo diferente y probarlo en mi ordenador era como pasear por montañas rojas. Me enamoró la idea de Linux sobretodo por eso de ser algo diferente, supongo que es un poco egoísta por mi parte pero es la verdad, no lo hice por apoyar al software libre (eso vino después), ni siquiera sabía lo que era eso, a mi me atraía la idea de que era lo que usaban los expertos y de alguna forma necesitaba aprender cómo se utilizaba...


Linux pauwar! :-D
El dichoso pingüino hasta en la sopa.

Podría contaros las aventuras y desventuras de los Linux que pasaron por casa y que no acabaron de fraguar durante varios años, pero es el cuento de nunca acabar y casi tan recursivo como la pésima serie "prison break", la historia era tal que así:

  • En Linux, no funciona el modem
  • Pasa 1 año en el lado de Microsoft y Linux dormido en una pequeña partición
  • Instalar el recién salido y esperado driver para el nuevo modem en Linux
  • Pasan 2 meses de libertad
  • Modem estropeado o nueva tecnología o compañía de Internet o mil cosas
  • Vuelta al primer punto

Al final después de 5 años y 4 modems había usado Linux de forma intensiva en total tan solo 6 meses...

En el 2004 con mi nuevo portátil conseguí salir de la recursividad gracias también a la ayuda de un router WiFi (Y compilar y recompilar el driver para la tarjeta WiFi más de 100 veces), y así me volví un linuxero de la mano de Fedora. Éste mismo blog fue fundado desde aquél equipo el cual no ejecutó un Windows durante 2 años. Al final por temas de trabajo y problemas de nuevo hardware a mediados del 2006 acabé volviendo al "lado oscuro" de la mano de Microsoft.

Desde hace un año hasta hoy gracias al Eeepc me enganché a páginas de tecnología como barrapunto.com, vidasenred, asuse3, engadget, macrumors o hackaday, que en realidad sirven de lanzadera a otras cientos de páginas y portales a los cuales voy entrando y visitando de forma esporádica. Gracias a los portales que menciono arriba he aprendido y me he actualizado en muchos temas que hacía más de dos años que no seguía. Para aquellos que siguen la tecnología se pueden imaginar el golpe que uno recibe tras 2 años en la oscuridad (a aquellos que no, la vuelta de tuerca es como si te pasas 2 años sin saber nada de tu equipo de fútbol y vuelves al de dos años y la mitad de los jugadores ya no les conoces y te interesas por los desaparecidos, todo es diferente, hasta las normas).

Así me dí cuenta de que han sido siempre mis compañeros de colegio y sobretodo los de la Universidad los que me hacían de "lanzadera" a aprender nuevas cosas. Aquí en Bruselas la gente con la que me relaciono son políticos, economistas, abogados o gente sencilla o más normal, a los pocos ingenieros que conozco no parece gustarles la tecnología y nunca me han dado ideas.

Tras el robo de mi anterior portátil, tenía bastante miedo a intentar instalar Linux de nuevo por el "mal" recuerdo que tenía de instalar Fedora años antes. El otro día y tras tres pantallazos azules en mi ultraestable Windows Vista de serie en menos de 24 horas (que ya reinstalé de cero por el mismo problema) decidí probar a instalar el nuevo Ubuntu 8.10 del cual se hacían eco en todas las páginas de tecnología. Cuando metí el CD de instalación pensé en la de horas que me iba a tener que pasar recompilando cosas pero ha sido una verdadera patada en mi cerebro, todo ha funcionado a la primera, no he necesitado tocar nada en el kernel y tengo mucha más funcionalidad y estabilidad que en Windows Vista, me estoy incluso planteando convencer a Sarah de que utilice Linux en su nuevo portátil, eso sería la verdad que increíble. Esto hubiese sido algo inimaginable hace 4 o 5 años, un Linux que funcione a la primera en tu portátil sin tocar nada...


Mi escritorio en ubuntu
Un pantallazo de mi recien instalado Ubuntu ya completamente funcional (Click sobre la imagen para hacer zoom)

Llevo ya un año con Linux en el EEEPC y en el servidor silencioso de casa (Franky) solo faltaba ya el equipo principal. Han pasado 2 semanas y mi próxima tarea es borrar la partición de Windows Vista que hace ya varios días que no reinicio. Además ya no necesito Windows para el trabajo puesto que me han puesto un portátil para mis "salidas".

5 comentarios:

frames dijo...

Muchas gracias por la mención a AsusE3, Bultza.

Enhorabuena por 'redescubrir' el lado bueno del sofware. Mi experiencia es muy similar a la tuya, aunque arrancando con SuSE y KDE, pasando por la desilusión inicial de la instalación de paquetes (que nunca me ha gustado en SuSE personalmente), migrando (por poco tiempo, por inestabilidad) a Mandrake, pasando por creo que los 4 primeros "Cores" de Fedora (abandonada por falta de paquetes oficiales y complicación de actualizaciones con paquetes no oficiles), comienzo en Ubuntu desde la primera versión pero con KDE como gestor de escritorio, paso a KDE con el nacimiento de Kubuntu y vuelta a Ubuntu y Gnome con 8.04. Mientras tanto, usando SuSE y RedHat en el trabajo, toqueteo de Debian y creo que poco más, excepto que ahora estoy tentado de nuevo por Mandriva y Fedora (ya veremos).

Eso es lo que me ENCANTA del software libre. Nadie te presiona para que te quedes. Y en cuanto algo deja de gustarte, te vas.

La bueno es que ya hay mucha gente que se está hartando de las tonterías de Microsoft y de Apple. Y lo mejor es que hay mucha otra gente que no se pasa al software libre por desencanto con otro sistema, sino simplemente porque es mejor.

No te plantees lo de Sarah. Enséñale lo que quiere decir el título de esta entrada (que por cierto, me encanta).
;-)

Bultza dijo...

Hola frames, en realidad mi post original era mucho más largo, acabo de corregir algunos errores menores en este y a continuación te cuento como fue mi verdadera andadura en los ordenadores:

Portatil toshiba con pantalla en blanco y negro, MSDOS y Widows 3.1, aprendí a programar en Basic

Sobremesa con windows 95, Aquí instalé por vez primera una red hat que no recuerdo ni su nombre, pero era bastante incompleta e instalé mandrake, muy moderna y fácil pero se colgaba igual que windows 98

Sobremesa con windows 98 (comprado cuando ya había salido el XP manda narices), fue cuando me conecté a internet por vez primera, ainstalé Redhat que me costó una semana entera bajarme por las noches por el modem de 56k y un año después conseguí instalar un paquete que se volvío mítico para los modems de 56k y funcioné con el solo dos meses porque compramos ADSL y el modem USB no tiraba en linux. Hicieron por fin los drivers en linux y migré Windows98 al XP y el modem no estaba soportado así que hubo que pedir modem nuevo, todo al garete, el nuevo modem nunca funcionó en linux...

En la uni me dieron debian y lo intenté instalar pero recibía un Kernel panic del instalador!, supongo que desactivando acpi o alguna cosa de esas lo hubiese conseguido instalar pero no hubo manera creeme, fedora se instaló a la primera, eso sí, sin sonido, sin aceleración gráfica, sin modem wifi, pero poco a poco conseguí instalarlo todo :-D

Ójala sarah se anime, ayer me dió un 90% no, y un pequeño "igual"... :-D

Julio dijo...

Hola Bultza,

me identifico totalmente con tu experiencia. Los inicios de Linux en los años pasados han estado llenos de cabreos y reconciliaciones, es ahora cuando uno mira atrás y se da cuenta del cambio que ha dado esto. Me ha gustado mucho tu experiencia, y me gustaría leer más de tu "día a día" con linux.

un abrazo desde Vidas en red.

Comer, hablar, amar dijo...

Me alegra encontrar a otro bloggero español escribiendo desde Bruselas y también linuxero. Acabo de añadir tu blog a la lista que tengo en mi blog de bloggers bruselenses con acento español http://comerhablaramar.blogspot.com

Tu mensaje me ha recordado muchas cosas. Yo empecé con una versión de Red Hat defectuosa (creo que era la cinco punto algo) con la que te encontrabas solo con una línea de comandos. Con las idas y vueltas a la oficina acabé por descubrir el comando startx y desde entonces he estado cacharreando con mil versiones.

Hace poco se me cascó el disco duro en el que tenía instalados Windows XP y Ubuntu (por supuesto en el peor momento en pleno desarrollo de un proyecto que tenía que lanzar esa semana). Me prestó una amiga un portatil super molón de Toshiba último modelo con vista e iba más lento que mi portatil de cinco años con Ubuntu, además de darme una pantalla azul cada dos horas.

Total que esta vez he aprovechado y en el disco duro nuevo he instalado solo Ubuntu.

Eso sí, para hacer pruebas de webs y demás, estoy empezando a experimentar con una instalación virtual en QtEMU. En cuanto descubra como conectarlo a internet...


Parafraseando a Georgi Dan "Mami que será lo que tiene el linux, que todo el mundo lo quiere"

frames dijo...

"Eso sí, para hacer pruebas de webs y demás, estoy empezando a experimentar con una instalación virtual en QtEMU."

VirtualBox funciona muy bien con XP al menos, y la red va sola. Aunque no recuerdo si tira con Vista.

Por desgracia la canción de "Georgi Dan" no es del todo cierta.
:-(