jueves, febrero 19, 2009

Cita con Rama y sus secuaces...

... o secuelas según como se mire.

Poco antes de venir a Bruselas me compré mi primer libro de ciencia ficción. Siempre he sido un pequeño devora_libros (lo mío va a rachas), pero también soy muy conformista, me leía los libros que encontraba por casa de mis padres que generalmente eran novelas (por desgracia ignoraba más o menos los libros de historia). Cuando vine a Bruselas me dí cuenta de cuanto echaba en falta una biblioteca a la cual acudir en ataques de lectura, y fue así como descubrí la adicción a que me genera la compra de libros. Como ahora soy yo el que elige la mayoría de los libros, el 50% de mi colección, para bien y para mal, es de ciencia ficción de la dura.

Hace unos meses descubrí el que probablemente será mi libro favorito de ciencia ficción durante muchos años. Se titula, Cita con Rama escrito por Arthur Clarke. Me había leído ya muchos libros de Clarke durante estos 3 últimos años y éste es sin duda el mejor de todos ellos. Tras acabar de leer el libro me fui directo a la tienda para buscar su continuación Rama II y además dí con el cuarto de la saga, que ahora no recuerdo su nombre, del tercero ni rastro, pero ya lo encontraría en Internet... Por cierto, mal traducido el título una vez más porque debería llamarse Encuentro con Rama viniendo de "Rendezvous with Rama", un término inglés (y francés) muy usado para los encuentros y/o acomplamientos entre naves espaciales.


Rendezvouz with Rama and Rama II
Aquí están mis dos libros machacados después de haberlos leído. No os dejéis engañar por las imágenes, esta historia no es de lasers ni guerras entre marcianos o naves ni nada por el estilo, es una historia de exploración y el miedo a lo desconocido, además propone muchas ideas interesantes para el futuro espacial.

No voy a contaros la historia que va dentro de ese magnífico libro, eso lo dejo como opción del lector (recomendable incluso para aquellos a los que la ciencia ficción tampoco les llame demasiado), lo que quiero contar aquí y un tanto denunciar es la historia que se desarrolló fuera de las tapas de este libro. Arthur Clarke escribió Cita con Rama a principios de los años 70. Resultó ser un bombazo y se llevó varios premios, todos ellos bien merecidos. El final del libro es de los pocos que me ha gustado de verdad en historias de ciencia ficción y además deja abierta una frase que puede dar a entender la posibilidad de una posible continuación, o simplemente a una reflexión.

Por otro lado el libro Cita con Rama tiene muchos fans, entre ellos está Morgan Freeman que lleva desde hace años haciendo un proyecto para llevar a la gran pantalla este libro, de hecho se habían realizado ya los acuerdos y se había puesto el año 2009 como fecha de lanzamiento pero la salud de Morgan Freeman le ha dado una mala pasada y de momento este proyecto está cancelado.

Más de 15 años después de la creación de esa obra de arte, Clarke, semi-convencido por Gentry Lee, director de las misiones espaciales de la NASA en el JPL, comenzó a realizar de forma compartida la continuación de Cita con Rama, de aquí nació el Rama II. En realidad el libro entero lo escribió Gentry Lee y Clarke solo se dedicó a añadir o rechazar ideas.

Perdón por estas palabras, pero el libro Rama II es una basura, si tenéis la posibilidad por favor no lo leáis. En Internet he visto cuando se habla de esta “saga” siempre separan Cita con Rama de Rama II, II y IV (cuales quieran que sean sus títulos), y me uno a ellos. Sólo he leído Rama II pero es que destroza la historia del primer libro, me he leído la sinopsis de los otros dos y casi me dan ganas de llorar.

Y es que fijaros, Cita con Rama tiene menos de 200 páginas, el límite que a mi más me gusta para la ciencia ficción, poquito para no cansarse, Rama II en la página 200 todavía está en la introducción, supera las 500 páginas (Rama III y IV también, se los va a leer...). En la historia de Rama II uno no se puede identificar con ninguno de los protagonistas, en la introducción el autor intenta presentarlos en diferentes situaciones que sobran, se pueden arrancar capítulos enteros y el libro sigue siendo igual de pesado aunque ganaría un poco. Fijaros que me empecé a leer el libro y lo tuve que dejar en la página 50, era incomestible, me leí otros dos por el medio y lo volví a intentar con más suerte... o tal vez debería decir menos suerte...

Luego todo lo que pasa es soberanamente predecible, no hay emoción y efectivamente desmonta toda la atmósfera de misterio del primer libro. No me resisto, os imagináis que la NASA selecciona a dos psicópatas en la misión que aterrizó en la Luna (en vez de Neil Armstrong y Buzz Aldrin) y que a los astronautas les da igual lo que digan los controladores y hacen lo que más les apetece y se matan entre ellos de forma que parezcan accidentes cada vez que no están de acuerdo? Pues esa es mi sinopsis de ese patético libro. Una completa aberración que es imposible de creer en ninguna de las páginas, y encima continúa con otros dos 'tocho'-libros

Ahora ya sin Arthur Clarke (que nos dejó hace menos de un año) nos quedamos sin una buena saga. Se me ocurren muchísimas posibles continuaciones a Rama, todas ellas miles de veces mejores que las creadas por Gentry-Lee. Quién sabe, tal vez algún día me ponga en serio a escribir algo...

Si podéis, no lo leáis, si estáis locos como yo, necesitaréis leerlo para salir de dudas...

2 comentarios:

lapetiteenbelgique dijo...

El primero de la saga es genial buenísimo, casi inmejorable. Yo me leí también los otros tres, y si el segundo te pareció horroroso, te puedo decir que la calidad va decreciendo y el cuarto es intragable. Es en ése donde EXPLICAN de qué va todo y me pareció un auténtico fraude (si quieres saberlo, pregúntame, pero no quiero estropearle a nadie el final).

Anónimo dijo...

en absoluto son basura los otros 3 capitulos de la trama, se pueden tachar de centrarse quizas en los personajes mas que en la nave, cosa que comparto, pero el desvelar todos los misterios de rama es de lo que se trataba y a mi parecer se ha logrado de una forma notable