lunes, julio 06, 2009

El castillo del terror

Mientras el calor va abandonando el país (no volveremos a ver el sol hasta el verano que viene ;)), nos dimos una vuelta por Ieper e hicimos una parada en el castillo de Rumbeke que guarda una historia singular. El castillo no se merece una excursión por sí mismo, pero es la escusa perfecta para sacar la cámara y disfrutar de un avituallamiento en las lejanas tierras del sudoeste belga.

El castillo fue construido en la época del renacimiento y ha sido dañado y renovado en incontables ocasiones. La característica que más me atrajo de este lugar y que hizo que me desviase de mi camino, es que este curioso castillo fue la morada del mismísimo Barón Manfred von Richthofen durante la ocupación alemana en la primera guerra mundial. ¿¿¿Quién??? Efectivamente, el mismísimo Barón Rojo.


Castillo Rumbeke
El castillo de Rumbeke... ¿le gustaría al Barón rojo por su color?

Volviendo un poco atrás en el tiempo, el Barón Rojo fue/es el piloto más famoso de la historia, era fácilmente reconocible por sus adversarios puesto que volaba en un avión rojo brillante. Derribó nada más y nada menos que 88 aviones británicos del total de 151 que fueron abatidos durante toda la guerra y todos en combates cuerpo a cuerpo (aire-aire). ¿Cuántas personas son capaces de jugarse la vida a cara o cruz y salir victorioso 88 veces seguidas?, efectivamente este tío tenía gato encerrado, unos lo llaman suerte y otros genio. Fue derribado por un británico con una metralleta desde el suelo y enterrado con honores por los aliados que le tenían muchísimo respeto y supongo que no es para menos.

El castillo en sí resulta curioso, está abierto al público aunque nosotros no llegamos a tiempo (ni ganas había tampoco). Nos dimos una vuelta por los bosques que le rodean y dispone de un jardín/bosque adornado con obras de arte moderno de, por cierto, muy muy mal gusto, no había ni un alma por allí y las obras transmitían una sensación tétrica inhumana. Salimos corriendo mientras me intentaba hacer una idea de donde narices aterrizaba el Barón Rojo.

Lo que más me gustó de toda la parada sin excepción alguna y superando incluso la historia de este piloto, fue la sorpresa de la entrada desde el bosque al jardín. Una puerta semiderruida. Si no llega a haber sido de día, creo que me hubiese muerto de terror. Las fotos una vez más no hacen justicia pero el horrible contraste de mis fotos os dará una idea del contraste natural que había entre la oscuridad del bosque sin un solo alma ni ruido y el jardín con el castillo al fondo. Tengo el extraño deseo de volver en una noche con luna llena para sacar fotos de la entrada, con el castillo y las estrellas de fondo usando únicamente la luz de la luna (12 ocasiones al año menos los días nublados). Por desgracia me pilla muy lejos así que a menos que me de un ataque de locura (altamente probable) la foto se quedará en mi imaginación.


Puerta castillo Rumbeke
Vista del castillo desde el bosque.

Castillo Rumbeke
Vista desde el otro lado.

Guste o no guste, la visita al castillo desde luego no deja a uno indiferente.

9 comentarios:

Germán dijo...

Hola¡¡

El castillo precioso y las fotos chulísimas... pero la foto esa nocturna que tienes planeada... a mí me daría bastante cague...

Muy buen blog, un referente para los que llegamos nuevos. Saludos¡¡

Luis M. Garcia dijo...

Bueno difiero bastante de tu comentario de que haya sido un juego de azar durante 88 ocasiones, el piloto mas famoso de la historia de la humanidad seguramente que era un tipo con suerte pero tambien que era un piloto bastante bien preparado, no creo que se haya enfrentado contra 88 novatos o corrido con suerte contra 88 ases del aire como el, tambien tenia un avion bastante complejo y superior en muchos aspectos tecnologicos como el triplano Fokker que tripulaba, y creo que que tanto confiaba en su superioridad tactica y de vuelo que su avion por su solo color inspiraba terror en los enemigos ya que sabian que ese color tan llamativo para las miras de las armas enemigas era el que comandaba el circo volante y tomando en cuenta la situacion de los pilotos en esos aviones, sin cabina de proteccion, expuestos al frio congelante, al viento al ruido ensordecedor de los motores a las salpicaduras de aceite de los mismos, al pesado equipo que traian encima para poder sortear esas dificultades creo que mas que un "volado" de cara o cruz era la capacidad para pilotar y combatir.

Bultza dijo...

@Germán, gracias por tu comentario. La intención de mi blog es que mi familia y amigos me acompañen en mis aventuras por este país, si sirve de ayuda para otros inmigrantes belgas o incluso a autóctonos ya son efectos secundarios que me agradan doblemente.

@Luis, estoy al 100% de acuerdo contigo. Mi frase en el post no está completa o está un poco suelta para que el lector evalúe por si mismo si fue suerte o fue genio, probablemente no ha quedado tan bien como era mi intención y puede dar lugar a confusión, pero si te sirve de consuelo estoy al 100% de acuerdo contigo, y para añadir más, 88 fueron los derribos confirmados (86 pilotando el mismo el avión y 2 en una torreta en una avión no pilotado por el) pero no se sabe cuantos más derribó el mismo, es posible que el número llegase a 100.

Zarevich dijo...

Muy chulo el chateau. Rojo... también... jijiji.

Saludos
Iván

Anónimo dijo...

Hola Bultza!
Buen post pero...

Sabes porque no me carga SondasEspaciales? La página principal dice que están de mantenimiento, el foro no me carga y ese tipo de chat nunca me funcionó :(

Bultza dijo...

Gracias ivan,

Anónimo. Si sondas aparece con la página de error es que está sufriendo un ataque harvester :-(, estamos trabajando en ello...

Zarevich dijo...

Oye, ¿has previsto ya ir al museo de Tin Tin en Louvaine le Neuf?

Ayer estuve leyendo sobre la inauguración en Junio. Además me quedé flipao con la historia de esa ciudad.

Saludos
Iván

Zarevich dijo...

Fe de erratas:
Es Louvain la Neuve...

No se puede escribir con prisas cuando uno no conoce bien el idioma... :p :p

Iván

Bultza dijo...

Hola Zarevich, siento el retraso (las vacaciones), visitar el museo de tintin y la ciudad de Lovaina la Nueva es una de las mini excursiones programadas para este verano, Tintín porque es mi favorito de cuando era pequeño y lovaina la nueva por ser una de las ciudades más recientes de la historia de Europa y del mundo con por cierto una historia muy interesante y sinembargo muy vergonzosa...