miércoles, marzo 03, 2010

Una tarde ma... diferente. Athletic en Bruselas.

El jueves pasado los leones pasaron por Bélgica por primera vez desde que vivo en estos lares. Todo empezó con una llamada de mi Aita hace ya 3 meses.

  • "Aitor!, han hecho el sorteo de la UEFA y el Athletic os visita!!”.
  • Perfecto! Voy seguro! Más fácil no lo voy a tener jamás.

Cuan confundido estaba yo...

El día de mi cumpleaños los belgas comenzaron a vender las entradas para el partido. Sin embargo anunciaron en su página web que no vendían entradas a seguidores del Athletic ¿¿Cómo?? Bueno, pues a comprarlas en Bilbao, y en Bilbao solo se vendieron 200. De risa, yo, de Bilbao, socio del Athletic, 4 años en Bruselas y ¡¡no puedo ver a mi equipo en Bruselas!!.

Pues tocaba bilbainada. Lo primero fue pasarme por belga en las taquillas del Anderlech, por supuesto no funcionó y me echaron allí a patadas con una sonrisa en la boca, no sé si fue por mi pronunciación de la eggge (5 tickets Andegggglech – Athletic) o poggque me pidieggon el DNI...


Campo del Anderlech
El odiado campo del Andeglech.

Ideé un plan alternativo todavía más ambicioso. El día del partido me disfrazaría de belga, me compraría una bufanda del Anderlech y me iría a comprar una entrada en las inmediaciones del estadio en la reventa. Y luego en las gradas celebraría los goles del Anderlech como un actor e insultaría a los jugadores del Athletic si marcaban un gol... Lo tenía todo preparado. La camiseta del Athletic la llevaría de camiseta interior.

Por suerte me pararon los pies a tiempo, unos amigos me encontraron una entrada con la afición de Bilbao 3 horas antes del partido, bilbainada cancelada, entrada extraña en el blog cancelada ;), ahora tocaba disfrutar del partido que era lo más importante...


Campo del Anderlech
Hagan click en la foto para verla bien (aquí está deformada). Así se veía el campo desde mi localidad. Evidentemente nos metieron antes que a los belgas, faltaban todavía 15 minutos para el inicio de la "pesadilla". La foto son en realidad 3 imágenes solapadas. He ajustado mal el nivel de los colores y se notan un poco demasiado...

Noventa minutos y 4 goles después quería que me tragase la tierra. El Athletic perdía 4-0 y anunciaban por los megáfonos del estadio que los del sector del Athletic teníamos que quedarnos en el estadio media hora más después del partido para evitar a los seguidores del Anderlech. Yo lo único que quería era irme a casa y borrar la tarde de la cabeza.

Los seguidores del Anderlech nos provocaron durante todo el partido con cánticos de “viva España”, y “Sssssshhh”, algo que creo que no deberíamos haber tomado muy enserio pues ellos conocen mejor que nadie la problemática de los nacionalismos, de todas formas algunos bilbainos se lo tomaron bastante mal. Al acabar el partido los jugadores del Athletic vinieron a despedirse de forma muy pobre y desagradecida (para mi gusto por lo menos), sin embargo los seguidores del Anderlech celebraban la victoria y no se iban del estadio. Mi cabeza quería explotar allí atrapado.

Y fue entonces cuando la noche se volvió mágica (por lo menos de forma relativa). El equipo del Anderlech dió la vuelta al estadio saludando a sus aficionados, nosotros derrotados de forma tan apabullante y ridícula nos unimos a los aplausos. Los jugadores del Anderlech, tal vez sorprendidos o tal vez porque lo hacen siempre, vinieron a nuestra grada y nos saludaron al igual que lo habían hecho con las gradas belgas. Todos los seguidores del Athletic nos levantamos y los aplaudimos. Yo que tenía la suerte de estar a escasos metros (unos 20) de las gradas belgas vi como nos miraban con una cara de estupefacción que bien valía la derrota del Athletic.


Policía belga
Nos tenían mucho miedo a los de Bilbao. Miren la cara de terror que tenían. Aquí nos estaban escoltando al metro...

Cenando por el centro
Los bilbainos que me consiguieron la entrada...

Los jugadores del Anderlech se fueron del campo y durante la siguiente media hora tuvimos que esperar allí en lo que continuó siendo algo especial. Los aficionados del Anderlech se acercaban a nosotros ofreciendo sus bufandas por una pequeña rendija, para intercambiarlas por las del Athletic, las dos aficiones se aplaudían mutuamente con estos gestos que se repitieron durante la media hora que estuvimos allí esperando mientras los aficionados del Athletic cantaban y celebraban la derrota.

De allí algo más animado por todo esto, me fui a cenar con los amigos que me habían conseguido la entrada y acabamos tomando unas cervezas por el centro.

No sé si este tipo de cosas pasan en otras aficiones. Pero aquella noche me sentí muy orgulloso de ser de Bilbao.

5 comentarios:

Lirovi dijo...

Supongo que despues de numero que se montó en el partido de ida estaba bien reconciliarse...

Anónimo dijo...

Tenemos mas clase que esos que de aqui a Lima, a veces por desgracia la gente de Bilbao tenemos demasiada "clase" y educacion con individuos que no la merecen. Estos judadores de marras deberian de cuidar mas a la aficion que gasta muchos euros en seguirlos....En cualquier caso somos como somos y como tu bien dices orgullosos de serlo.
Javier
Londres

OBJETIVO BRUSELAS dijo...

Mi compañero de trabajo estuvo allí cubriéndolo y no vio mucho lío porque llegó tarde, pero sí que es verdad que da pena ver ese tipo de comportamiento.

de paso, me presento. Soy alberto pascual y soy de gasteiz. Pero llevo ya casi dos meses en Bruselas. Estoy haciendo un programa de radio aquí que ayuda a peña que llega nueva a la ciudad. Si pudieras añadirnos a tu lista o decir algo en tu blog, nos harías un favor. De hecho, solemos hablar con blogueros de la ciudad y nos gustaría saber si algún día te anmarías a hablar del tuyo y tal. Nuestro programa es OBJETIVO BRUSELAS y emitimos en Radio Alma 101.9 gracias.

Gorka dijo...

Aupa Aitor, soy Gorka (el amigo de Asier), ¿me recuerdas del verano? Joder, me acordé mucho de ti cuando vi q el Athletic jugaba alli, y sabía q harías lo imposible por verlo en directo (después de la q lliaste con la F-1 en plan Pablo Carbonell al más puro estilo CQC, jejeje). La verdad q se me ha npuesto los pelos com oesarpias leyendo lo de las aficiones; los de Bilbao somos unos señores, eso está clarísimo. Por cierto, después de lo bronco q se volvió todo pensaba: en agosto con esta camiseta (Athletic) en Bruselas me invitaban al fútbol y está semana me partirían las piernas, paradojas de la vida. Un abrazo para ti y para Sara.

txupete dijo...

Cuando he visto la entrada he dicho.. "coño! a ver si la han pegau a este.. que siempre la pasa cada cosa..."

y no.. parece que la historia acabo bien