jueves, septiembre 30, 2010

El Blog y el futuro

Hoy cumplo 1695 días en Bruselas, no es una fecha ni un número especial, simplemente hoy es hoy.

Un problema en las fotos del blog de los años 2005 y 2006 me ha hecho tener que revisitar mis primeros 365 días en Bruselas, nombre con el que precisamente bauticé este blog y el cual cambié de forma silenciosa apenas hace un par de meses. El viejo nombre se había vuelto ridículo a mis ojos, a mis sentimientos, le puse el título que siempre debió tener, (Vuelta a Bruselas), nombre doble, lo llamé así hace 5 años porque a Bruselas vine a darme una vuelta, sin embargo con el paso de los años su significado se ha vuelto contra mi, no he parado de viajar y Bruselas se ha vuelto mi casa, como si de una pesadilla se tratase, siempre acabo volviendo a Bruselas.

Aquí debería ir un autorretrato, sentado en un avión mirando por la ventana con la mirada perdida, el semblante serio.

Hace casi cinco años me prometí que cuando dejase este país dejaría de escribir en el blog. Tener una fecha definitiva para cerrarlo me ha ayudado a continuar escribiendo el día a día.

Mi contrato se acaba en pocos meses, el jefe vino el otro día a hablar conmigo, quería preparar mi próximo contrato hasta el 2014, ¿otros 3 años de blog? Fue lo primero que pensé, qué ridículo…, bueno, tal vez esto último no sea del todo cierto :-D, pero sí que es verdad que esa noche tuve pesadillas y sudores fríos.

La mañana siguiente fui directo al despacho del jefe, quería dejar el trabajo. Le dije que me apetecía probar cosas nuevas y si continuaba un solo año más en este trabajo estaría cerrando demasiadas puertas y oportunidades. Para mi sorpresa, el jefe me sonrió e incluso casi me da un abrazo. Comentamos el futuro y me dijo que en vez de 3 años haríamos 6 meses en los cuales colaboraré en un proyecto que está naciendo ahora y a partir de ahí se acabó, sin embargo las probabilidades de conseguir este trabajo son del 50% porque ya no depende de mi jefe, si no del jefe supremo que anda cortando cabezas a diestro y siniestro. Si los peores pronósticos se confirman, esto me situaría fuera de Bruselas en menos de 150 días.

…Posiblemente en menos de 365 días...

Y digo posiblemente porque no está descartado que acabe encontrando trabajo otra vez en Bélgica y vea alargada una vez más la vida de este blog. Noooo. O tal vez acabe abriendo otro blog con el nombre de vueltaaSydney o vueltaaSiberia nooooooo

Aquí debería ir un autorretrato con la cara desesperada, manos tirándose de los pelos, la pantalla con el signo de Blogger detrás...

Comencé este blog con la idea de no spamear a la familia y amigos con emails semanales sobre mis andanzas en el extranjero, era un blog familiar y si he conseguido que mis amigos y familiares echen un vistazo aquí mensualmente ya me doy por satisfecho. Por una razón o por otra, el blog pasó a aparecer en los buscadores de tío Google y empecé a tener decenas de emails semanales con gente buscando información sobre la vida en Bruselas. Por suerte con los años han ido apareciendo más y más blogs en castellano sobre Bruselas y actualmente el número de emails ha descendido en un 99%, creo que ya no recibo más de 2 o 3 mails mensuales. Me pregunto a quién estarán acosando...

Desde aquí quiero aprovechar a saludar a todos esas personas que me han enviado emails pidiendo ayuda, creo que he respondido a todos, la mitad de ellos me devolvieron la respuesta agradecidos, la otra mitad fueron unos desagradecidos y nunca más me respondieron ni para dar las gracias a pesar de toda la información que les llegué a enviar, a todo ese grupo les deseo al menos 30 minutos de tiempo perdido enviando un email concienzudo al que nunca nadie responderá.

Con el tiempo, el tema de la privacidad me ha ido dando más y más miedo, cada vez soy más reticente a publicar cosas personales en el blog. A decir verdad no tengo ni idea de quién realmente me lee, cuantos me leen de forma asidua, cuantos han pasado y se han quedado un rato, cuantos tropezaron con error por aquí...

Lo que sí que puedo adelantar es que cuando cierre el blog, lo haré a lo grande, con un pequeño proyecto personal que estoy seguro que no dejará a nadie indiferente. Una aventura, un sueño por cumplir. No voy a adelantar nada más hasta que lo tenga confirmado porque programar cosas cuando uno estará en el paro no es precisamente sencillo, si encuentro el trabajo de mis sueños es posible que no me de tiempo a realizar semejante proyecto. De momento la preparación logística ha comenzado y la fecha de salida está cada día más cerca.

El tiempo sigue corriendo, el futuro es incierto, llueve en Bruselas y hoy tengo ganas de sonreír.

19 comentarios:

Tronan dijo...

Hola! Pues yo te llevo leyendo hace bastante tiempo y llegué a tu blog porque compré en su momento un Asus EEE-PC :) más porque me interese Bruselas (que no me llama la atención en absoluto).

Animo y al toro!

Juan de la Cruz dijo...

Yo tambien llegue atraido por los EeePcs y Linux.

Isabel dijo...

Hola!
pues yo llegué por casualidad hará ya más de 2 años y soy de las que te lee asiduamente aunque nunca deje mi huella...(simplemente por la vagueria que nos caracteriza a los científicos)
Al principio me enganché al blog con lo sistema de seguridad casero, madre mia, eres un genio! además comparto aficiones (astronomia y linux) y también porque me encanta la manera que tienes de contar las cosas...
En serio, mi mas sincera enhorabuena por este blog tan extraordinario! me va a dar mucha penita si lo cierras... va a dejar en mi un vacio más grande que la serie de Lost ;D

Gontzal dijo...

Yo tb te sigoooo!

Jose Luis dijo...

Vaya, pues me alegro mucho porque creo que vas a tener suerte en tu futuro. Me entristece que dejes el blog. Empecé el año pasado a seguirlo un poco (quiza un par de veces al mes) desde que se hizo realidad mi traslado a Bruselas donde resido ahora. He aprendido muchas cosas de la vida diaria de este extraño pais. Te agradezco tu estilo narrativo, es muy ameno e invita a la lectura. Además comparto contigo la afición por la electrónica y la informática, de hecho me dedico profesionalmente a lo segundo, y me he divertido mucho siguiendo tus inventos.
Bueno, mucho animo en esta nueva etapa y felicidades por el blog.

Jolan dijo...

Yo me quedé encandilado con Bruselas cuando hace un par de años pasé unos días de vacaciones. Ahora intento preparar las cosas para un posible traslado allí a corto-medio plazo, pero no es fácil porque todo depende de la cuestión laboral.

Empecé a leer tu blog como mucha gente, supongo: buscando información de cómo era vivir por aquellos lares. Y una cosa que me sorprende de varios blogs de españoles en Bélgica por los que salto es que todos acusáis una especie de hastío por la ciudad, de querer salir de allí cuanto antes, de cambiar, de nostalgia por el regreso... que me ha dejado un poco depre. Tengo la sensación de llegar tarde a algo; como si yo ahora estuviera empezando a entusiasmarme por algo que otra gente ya encuentra decepcionante.

En fin, imagino que estar fuera de casa es duro. Aun así, yo siempre he creído que uno debe estar donde realmente desea y le pide el cuerpo, o el corazón, con independencia de trabajo y otras consideraciones. Por eso me cuesta entender que aguantéis con esa pesadumbre tanto tiempo, si en realidad no es donde deseais estar. Pero bueno, cada cual tiene sus motivos, naturalmente.

Espero que las eternas nubes de Bruselas no hundan mi moral si al final acabo dando por allí. :D Gracias en todo caso por tu blog, que me ha servido (y espero que lo siga haciendo por el tiempo que le quede) para enterarme de las rarezas de los belgas, de la forma de vivir del norte de Europa y de lo que, en definita, puedo encontrarme cuando vaya, si voy...

Saludos!

Luis M. Garcia dijo...

Yo tambien te leo, llegue no por error pero si por casualidad y me quedé y me gusto tu blog, me gusta bruselas, me gusta la informatica y aqui estoy, felicidades y esperemos ver este blog un tiempo mas

Anónimo dijo...

Y yo llegué por casualidad, pese a que mis Laredo y Lieja están a unos kilómetros de allí. Al principio me vi reflejado cuando leía tus primeros pasos en el país, tus viajes, tus idas y venidas, vuelo viene, vuelo va...Creo que yo viví también algo parecido a esta nueva etapa tuya de cambios, de mirar más lejos,...pero la decisión como dice Jolan es muy tuya y sólamente tuya. En cualquier caso, te seguiremos leyendo, así que no nos dejes.
Un abrazo, vecino!

Alberto

Bultza dijo...

Ouch!, Bueno esto no me lo esperaba. Gracias a todos por los mensajes, ya decía yo que me había equivocado y debería haber abierto un blog de tecnología ;)

Este blog tendrá un final algún día, lo que no significa que no me anime a abrir otro, mmm, bueno, mejor no prometer nada. Pero con tanta gente de ciencias por aquí (como se nota que llegais los primeros gracias a los feeds :-D), os aseguro que todavía queda alguna cosa interesante que poner por aquí.

@Jolan he estado pensando un poco en lo que dices, hace unos meses, tal vez años, Josel3 dijo algo que no me quito de la cabeza (blog de amberes), en "españoles por el mundo" solo sale gente a la que le va bien, es por tanto un programa sesgado en el cual no se dice toda la verdad, a alguien que le va mal no le gusta mostrarlo. El sentimiento general en Bruselas es de astío por el tiempo. Tambien la gente critíca mucho a los belgas, aquí es normal escuchar por la calle "belga tenía que ser". Y es cierto que algunas cosas son bastante "tontas" en este país, pero allá donde vayamos vamos a encontrar diferencias culturales que no lograremos entender. A mi personalmente bélgica me parece el país de la locura, pero tengo algunos amigos belgas magníficos, de hecho, si me dices que nombre a algún belga que me caiga mal, tendría que recurrir a gente que no conozco y por lo tanto sería injusto. Esto no quita que algunos nos hayamos enamorado de esta ciudad.

En mi caso necesito las montañas y la naturaleza un poco más cerca, que me permita escaparme a un lugar solitario en cuestión de minutos, pero sospecho que esto no es posible en ninguna capital del mundo.

Gorka dijo...

Aupa Aitor, soy Gorka de Bilbo! Bueno, yo no llegué al blog por casualidad, sino porque nos lo vendiste muy bien cuando te conocimos en Bruselas.

Y como buen proyecto de ingeniero en q me quedé, me han gustado siempre más los temas de tus vivencias q los puramente científios (no está hecho el caviar para la boca del asno).

Si llega el momento de cerrar el blog me dará bastante pena, porque tiene un lugar destacado entre mis favoritos. Pero entonces me alegraré por ti, porque eso querrá decir que has pasado a una vida mejor (no estoy deseando q te incineren ni nada por el estilo, no te vayas a pensar).

Pues un abrazo y hasta la próxima!

Anónimo dijo...

Como te gusta ponerte sensiblón!. Sí. Yo también te he seguido el blog este de las narices. Sí. escribes muy bien y todo eso. Sí. El blog ha sido y es bastante interesante. Pero ya está bien de blog, y vente ya pa´ki joder, que después de 5 años, casi se te echa de menos!. Nos vemos txiki bonito!

IVANROPE

txupete dijo...

Pues yo de vez en cuando me acuerdo de tu blog y entro pensando “a ver que ha ha montado esta vez el cabron de Aitor.. una trasportador de materia que nos permita viajar en segundos, una puerta a una isla en otra dimensión donde el tiempo no corra y nos podamos coger vacatas cuando queramos…” je je je je yo la verdad es que mis años de universidad no los considero buenos ya que “poca samba y moito traballar” pero cuando entro al blog me acuerdo de buenos momentos haciendo el Friki en los laboratorios..

Ritschi dijo...

Pues yo también llegué por casualidad. No te pongas celoso, pero me interesaba más Franky que tú. Por casualidades de la vida, buscando consejo para comprar telescopio también terminé leyendo algo de un tal Bultza y su Skylux 70/700 en SondasEspaciales. La verdad es que paso por aquí a menudo a ver que nos cuentas, aunque es la primera vez que escribo.
Mucha suerte y que te vaya bien.

Pablo dijo...

Hola,

Yo soy de los que llegué a tu blog un poco por casualidad. Y me enganché a él asta tal punto que lo tengo en mis feeds...
Como también vivo en Bruselas y también soy linuxero, pues así de repente se me ocurren muchas razones por la que me gusta leerte.
Y aunque nunca te escribí para pedirte ayuda, sí que quiero agradecerte por haber compartido con nosotros tus vivencias y pensamientos.
Te vamos a echar de menos...

Anónimo dijo...

Uffff, debo de ser el único bicho raro de letras! En fin...que a mi también me enamoró el país, y ya te digo que eso se te queda en las entrañas!
Un abrazo, vecino!

Alberto

Anónimo dijo...

Una más por aquí que te sigue :), y de letras, con lo que por más que lea tus entradas de trabajo de poco me entero, pero soy una fan de Franky!!

Llegué aquí el año pasado buscando blogs de Bruselas, me gustó tu forma de escribir y tu humor y me leí las entradas de tus primeros años entre belgas. Me reía mucho con las historietas de Epi, de tu vecina, con la abducción de su gato... así que pasaste a favoritos y hasta ahora.

Es curioso solo con leer a una persona a la que no conoces que de vez en cuando te acuerdes y digas, "¿Qué será de este chico Aitor, el del blog? ¿Cómo le irá?" Así que espero que aunque termines con esto, sepamos algo de ti de vez en cuando.

Espero que cuando termine la carrera me surjan oportunidades en el extranjero, que nunca es fácil, y poder contar mi propia experiencia en mi blog.

Aunque soy de la comunidad vecina, paso mucho tiempo en tierras vascas así que si por alguna casualidad una loca te para y te saluda, tranquilo, que seré yo ;)

Un abrazo!

(ektwp) dijo...

Cuando yo cerré el blog, me dió mucha pena, pero tambien me sentí muy bien por haber cerrado un objetivo.
Darte las gracias nuevamente por toda la información que me diste en esos dias de nerviosismo antes de irme a vivir a esas tierras oscuras.
Gracias!

Bultza dijo...

Gracias chic@s!, gracias a todos :).

Espero que con lo que sea que le quede de futuro a este blog, lo sigais encontrando interesante después de todo.

Xipo dijo...

No te imaginas la pena que me da leer esto....... pero en fín..... espero egoistamente que te renueven por esos tres años...jeje.
Sino espero poder leerte. Mi tiempo en Bruselas ha sido distinto gracias en parte a tí, tus consejos y tus peripecias.
No te imaginas la cantidad de cafés compartidos en la distancia entre tus líneas y yo....

Símplemente, espero que esos cafés se alarguen..... Mucha suerte