miércoles, febrero 09, 2011

La Luna cenicienta y los secretos del Universo

Mi primera semana sin trabajo la he pasado en Bilbao para acabar de recuperar la salud por completo. Ya reparado, he empezado a hacer cosas más productivas, me escapé una noche para intentar sacar mis primeras fotos a la Luna cenicienta y poner a prueba mi nueva lente (de segunda mano) de 55-200mm (4.5F) de Canon que ha resultado ser una basura completa, forzando la cámara al límite se puede sacar alguna foto interesante como las que aquí muestro. Ya sabéis, no hay mal equipo pero solo malos fotógrafos, una mala lente lo agradece el bolsillo y ayuda al fotógrafo novato (yo) a sacar el máximo provecho de su equipo.


Luna cenicienta
Esta es la Luna cenicienta con las primeras trazas de niebla. Haz click en la imagen para hacer zoom

Cuando la Luna está en sus primeros días de cuarto creciente (o en sus últimos días de menguante), al atardecer es posible ver o intuir la parte más oscura de la Luna con nuestros propios ojos. Una cámara con larga exposición permite mostrar los detalles de esta parte de la Luna (y quemar el resto). La parte nocturna de la luna nos resulta visible porque allí tienen en esos momentos casi lo que los lunáticos selenitas llamarían Tierra llena, y por tanto esa parte se encuentra iluminada por el planeta Tierra de la misma forma que nosotros podemos pasear por el campo sin linternas en noches de Luna llena. Esta luz en la Luna que vemos en la Tierra se la llama Luna Cenicienta y es la primera vez que la he conseguido retratar (la pillé un poco tarde por desgracia).


Conjunción Luna y Júpiter
Esta es nuestra querida Luna en casi-conjunción con el planeta Júpiter. ¿Notas algo raro en Júpiter? ¡Haz click en la foto y obsérvalo tú mismo!

Además todos los planetas y la Luna se encuentran más o menos en el mismo plano (no como la imagen que tenemos de los electrones en un átomo), esto provoca que las conjunciones entre la Luna y los planetas se den mensualmente, si queréis buscar planetas lo mejor es que los busquéis en la trayectoria por donde viaja el Sol y allí los encontraréis.

Forzando la lente al máximo conseguí además sin ayuda de ningún telescopio fotografiar las lunas galileanas que hace unos siglos observó Galileo y que nos permitió cambiar por completo la visión que teníamos del Universo, algo así como hizo el telescopio Kepler hace una semana.


Conjunción Luna y Júpiter
Este es Júpiter con sus cuatro lunas más grandes, Io, Europa, Ganímedes y Calisto.

Ahora habrá que cambiar aquella frase tan conocida por: “El cielo está lleno de planetas”, porque parece casi seguro que efectivamente en el Universo hay más planetas que estrellas.

¿Quién será el primero en visitarnos?

3 comentarios:

dragonfly dijo...

Me alegro mucho de que ya estés bien de salud! abrazo grande!

Y las fotos a la luna, son preciosas!

un saludo

Libelula dijo...

En Bruselas no podrias hacer fotos asi, material bueno o no....un saludo

Bultza dijo...

Gracias dragonfly

Libelula, en cierto modo la astronomía planetaria y lunar es la única que todavía se puede hacer desde ciudad, eso hablando de contaminación lumínica, si te refieres a que las nubes lo cubren todo, jeje, sí, es complicado de narices.