lunes, diciembre 10, 2007

Cómo resetear el modem de tu vecino (Historia de terror)

Hacía un par de años que no me aprovechaba de la paciencia y generosidad de un vecino que olvidó poner contraseña a su WiFi. Mi actual estatus de nómada ha hecho que vuelva otra vez a las andadas. ¿Os acordáis cuando escribía en el blog sacando el portátil por la ventana? O cuando me ponía el portátil en la espalda mientras iba andando por la calle y se descargaba los emails. Pues todo esto pasó a la historia, mi vecino tiene el WiFi contra la pared de mi casa. Y yo allí puse la mesa del ordenador, como si de un mosquito a una bombilla se tratase.


¡Esta imagen la puse hace ya dos años! Mi vivo retrato...

Aún así quiero mi conexión propia, porque soy de descargas intensivas y no quiero cargarme la conexión de mi generoso compañero de edificio y por ello hoy han venido a instalarme finalmente mi propia conexión tras dos semanas de larga espera (Pero no funciona, ¡qué gracia!). Mientras tanto tocaba robar un poco Internet pero sin aprovecharse eh!

Mi vecino como veis es muy generoso, pero dentro de esta generosidad este fin de semana se dio una paradoja de esas de las que no sabes cómo salir y que al final la fuerza bruta brutal supera al ingenio. El sábado por la noche necesitaba hacer un pago por Internet, cosas de la vida (un nuevo ingenio que me he comprado y del cual hablaré en otro post) pero mi banco se negaba a dejarme pagar desde la dirección IP actual del router de mi vecino. ¿Por qué? pues porque probablemente este vecino ya había hecho otros pagos o compraventas y dos cuentas diferentes viniendo de una misma IP siempre es sospechoso. ¿Solución? resetearle el modem al vecino de forma que al rearrancar agarrase una nueva IP y así hacer mis cosas. Para resetear el modem tenía varias soluciones:

  1. Ir a donde el vecino y pedirle que reinicie su router con una escusa algo creíble (tu WiFi crea interferencias con el mío o algo así). Sin embargo no me apetece que un vecino nuevo me empiece a coger manía desde el primer día por una excusa tan ... (además son la 1 de la mañana por favor!), así que OPCIÓN DESESTIMADA.
  2. Escanear su red WLAN encontrar el router, logearme a él y hacerle un reset por software. Si el tío no ha puesto password en su WiFi probablemente tampoco en el router. Pero no hubo suerte, conseguí hacerme con el modelo del router pero ninguna de las password por defecto funcionaba, después de hora y media probando me rindo, OPCIÓN DESESTIMADA está claro que ha cambiado la contraseña del router.
  3. Ir a donde el vecino y decirle que reinicie su router, umm, creo que esta opción ya la había desestimado, así que OPCIÓN DESESTIMADA, tocaba alejarse de ordenador a pensar opciones nuevas...

Y así me voy del ordenador y me siento en la cama... y cuando me alejo del ordenador es cuando las ideas más buenas se me ocurren. Y pienso que si el router se queda sin corriente eléctrica al reencenderlo su IP se resetea.

Y es aquí donde me imagino a mi mismo en la calle, por la noche, dentro de una alcantarilla, lloviendo a mares y yo sin camiseta y mirando al cielo con cara de loco con el cable en la mano desconectándolo saliendo chispas azules de los cables mientras grito "AAAHHH" con cara de rabia y se va la corriente de todo Bruselas, del lado más cercano de la cámara hasta el fondo paulatinamente...


Yo apunto de reconectar la corriente... (Creo que la escena de esta película no hay ni que decirla ¿verdad? Una de mis favoritas.


AAAAAAAAAAAAAAAHHHHHHHHH!

No sé porqué a veces me imagino de formas tan extrañas ideando mis planes, tal vez es el pequeño alma friki que me acompaña a todos los lados (personificado en epi) y que no me deja en paz.

Me levanto de la cama y miro por la calle, es la 1 de la mañana y efectivamente está lloviendo a mares, y hay varias alcantarillas. ¿Cual de ellas podría ser en la que tengo que soltar el cable?, mi imaginación me juega malas pasadas y me veo en todas ellas... ¿Y si hay algún cuadro de mandos en algún lado de la casa? Eso sería mucho más fácil.

Así que me pongo mi chándal de camuflaje de adidas blanco (para que se me vea bien y espantar a posibles animales) encima de mi pijama y salgo con una linterna en la mano y un destornillador en la otra (Y el móvil en el bolsillo para llamar a ... alguien si me aburro). Bajo hasta el portal, y veo el pasillo que lleva a los sótanos, siempre está bloqueado con cajas y no se puede pasar. ¿Y si vive alguien allí? Aparto las cajas y llego a unas escaleras, todo oscuro, enciendo la linterna, todo mugriento y sucio, olor a cerrado, típica gotera repetitiva que se oye al fondo. Bajo las escaleras con la luz de mi linterna y al llegar abajo oigo un terrible estruendo al lado mío, joder, contra la pared, he activado una bomba, me imagino la casa volando por los aires, seguro que así el router se resetea de lo lindo. El ruido no son ratas, es el maldito calentador, un pasillo con tres bifurcacniones, cada una con una puerta cerrada al fondo. Las pruebo todas y sólo una está abierta. El terror de que alguien me salga de la puerta me pide irme corriendo de allí, pero eso significaría quedarme sin el aparatito que quería comprar...

Abro la última puerta, la única que no está cerrada y se hace la luz, bueno, la luz solo en mi cabeza porque allí la única luz era la de los dos leds de la linterna. Delante mío veo todo el panel de mandos de la casa, agua y luz, UH AH! (como diría Al Pacino en "Esencia de mujer"). Busco mi casa, buf, demasiado complicado, demasiados botones, pero si no lo hago me quedo sin comprar el aparatito. Comienzo por la derecha y voy apagando todas las luces de la casa hasta que incluso el lejano resplandor de la luz de las escaleras desaparece.

Me quedo a oscuras. No hay sonidos, nadie parece percatarse de que nuestra casa está desconectada, desconectada del mundo. Recuerdo haber intentado contar hasta cinco pero que no me puse de acuerdo en qué idioma los quería contar y al final empiezar a encender todos los botones por la derecha otra vez, con el nudo en el estómago de "y si ahora nada se enciende?"

La luz de las escaleras no reaparece pero sí lo hace el estruendo del calentador que ésta vez viene acompañado de una sensación de alivio. Cierro las puertas y pongo las cajas en su sitio, subo a casa otra vez.

Reviso la nueva IP y, ¡Ha funcionado! ¡La fuerza bruta se impone al ingenio!


A la izquierda la primera IP y a la derecha la segunda. Si forzais un poco la vista podéis ver la hora arriba a la derecha, tienen 10 minutos de diferencia entre las capturas (He borroneado uno de los números para que no me localiceis ;-)). Y sí... ese escritorio es Linux, ¡he vuelto!, a decir verdad volví hace un montón de meses, pero esa es otra historia...

Ahora me pregunto si habré reiniciado también el despertador de algún vecino desprevenido que debía madrugar al día siguiente. Espero que no por su bien, pero yo mientras tanto realizo mis pagos por Internet, esta vez sin ningún problema con una nueva IP recién sacada del horn... de las entrañas de mi nueva casa sintiéndome tremendamente realizado después de la adrenalina soltada en el sótano.

Ahora ya sabéis como reiniciar el router de vuestro vecino :-D ¡sed buenos!

6 comentarios:

Laura dijo...

Yo es que parto contigo...
Por cierto, mis mejores deseos de paz y prosperidad en esta nueva casa que comienzas. Y que los reyes magos te traigan vecinos amables (de momento incautos ya vemos que sí...).
Talue!

SSergio dijo...

Hoy lo hablaba con gente de clase, si tengo que elegir a tres telecos de clase, uno es un buen amigo que está en bruselas...

Y una vez más demuestras que eres grande :D un puto friki colgau, pero tan colgau como grande :P

Casi he pasado miedo imaginándote delante de las tres puertas, eligiendo el camino, a oscuras, con ruidos... luego he pensau, lo está escribiendo, así que puedo seguir leyendo tranquilo, acabó bien :D

En fin, que siga todo bien, sigue contando historias, que me siguen haciendo sonreir, hoy no estaba acabando del todo bien el día, sin embargo ahora me puedo ir con mi sonrisa a la cama..

Eres grande, sí, tú... eres grande... muy granee, y lo sabes ;)

Nos vemos prontito.

SSergio.

Bultza dijo...

Gracias ssergioooooo, como me levantas la moral :-)))), cuando me encuentre mal voy a volver a este post a leerte :-))))

Un abrazo y nos vemos en navidades que es dentro de muy pocoo :):)

Skinner dijo...

¡Oh no! ¡El teleco loko ataca!

¡Loco loco loco locooooo está!

Andres dijo...

Que te aparato te compraste?
Saludos Felices Fiestas...

hecbor dijo...

ah... conque tu fuiste el que me cambio la ip y no pude volver arelizar mis pagos por internet no?
.....
...
....que novelononon cuantos libros as escrito? me tenias intrigado leyendo para ver como termonaba todo esto.
chaoo voy haber si me funciona tambien