jueves, mayo 07, 2009

Un año después del robo, ¿volverás?

Como en una película de terror, abrí la puerta del portal y me encontré de frente con una nariz familiar, una nariz ya difícil de olvidar, la misma nariz aguileña que había grabado un año antes.

Aquella nariz continuó su marcha, andando, separando cada zancada hacia los lados al igual que los monos, o bueno, como si ... dejemosló ahí. Me quedé en la puerta dudando durante unos segundos, ¿estaba ese personaje parado en la puerta de mi portal o solo pasando?. Parecía fuera de lugar, como un barco en medio del desierto, llevaba gorro de invierno y las manos metidas en la cazadora, yo iba con pantalón corto y camiseta...

En realidad, salvo por la nariz y el color de piel (blanco como la nieve), no se me pareció a la cara que vi hace ya un año, decidí no darle mayor importancia, otra de esas tantas caras parecidas que he visto en otras tantas ocasiones estos últimos meses. Así que cerré la puerta y me puse andar a unos metros en su misma dirección, momentos después, como siempre que voy a ir a correr, giré a la derecha en el primer cruce y él continuó su rumbo en otra dirección.

Justo en el momento en el que el tipo desaparecía tras la esquina vi como se giraba para echar un vistazo hacia atrás pero no dió tiempo a cruzarnos las miradas, no se dió cuenta de que yo estaba mirándole pero probablemente vio suficiente para creer que yo me iba en otra dirección sin sospechar nada. Entonces se me erizó el pelo en la nuca, me paré en seco y me dirigí hacia la esquina por la cual había desaparecido.

Me paré allí y me puse a hacer estiramientos mientras le vigilaba. Entonces el tipo sin echar ningún otro vistazo y con la cabeza agachada se dio media vuelta y puso un pié en mi dirección (o hacia mi portal), empecé a sonreir, en cuanto levantó la cabeza y se topó con mis ojos se volvió a dar media vuelta como un resorte.

Así se alejó 3 calles más hasta que dobló una esquina sin volver a mirarme. Me quedé con la mosca, ¿se trataba del mismo ladrón que entró en mi casa?, si hubiese tenido que apostar diría que no, sinembargo éste tipo estaba buscando algo en mi portal.

Me quedé con las ganas de seguirle, pero no llevaba ni el móvil ni dinero, muy lejos no iba yo a llegar. Además creo que mi sonrisa le puso en sobreaviso como posible sospechoso, si estaba intentando entrar a robar en mi edificio seguro que no lo vuelve a intentar en unas semanas, mientras espera a que el tiempo haya borrado su descripción de mi memoria.

Volví a casa, cogí el móvil, y esta vez sí encendí la seguridad antes de salir. Así, con diez minutos de retraso, salí de casa con la misma intención que antes, correr un rato porque la fecha de la carrera de los 20km de Bruselas se está acercando peligrosamente.

¿Y lo peor de todo esto? Cuando el miedo se apodera de la población es que algo no funciona, y yo corro el riesgo de empezar a juzgar a la gente sin darles una sola oportunidad, hay algo en esta ciudad no funciona.

Al llegar a casa me llama un amigo que vive en la otra punta de la ciudad, le han entrado a robar hace unos minutos y que a ver qué hay que hacer, se lo toma con humor, él tiene peor historial que yo, en sus 4 años en Bruselas también le han entrado a robar en el coche y para colmo le atracaron en plena calle en el centro hace un año... No soy el que peor mala suerte tiene..., esto sí es una pandemia.

7 comentarios:

El Santy dijo...

Jo que mal rollo se debe sentir, yo si le hubiera seguido a distancia, esa gente rara vez son violentos y si le haces BUUU saltan hasta el techo

Anónimo dijo...

http://www.actu24.be/article/filinfo/arrestation_de_deux_voleurs_en_aveu_dune_centaine_de_faits_a_bruxelles/277883.aspx

http://www.rtlinfo.be/rtl/news/article/239586/--Deux+voleurs+d%C3%A9j%C3%A0+connus+de+la+police+arr%C3%AAt%C3%A9s+%C3%A0+Anderlecht

Ainhoa dijo...

Ay qué mal rollo y qué miedo... Yo que voy de ingenua por la vida. De momento sigo tocando madera.
En todo caso espero que le metieras miedo y no vuelva a acercarse a tu portal

Bultza dijo...

miedo no creo que le metiese, solo miedo a ser reconocido supongo. Yo no tenía miedo, estaba a las 2 del medio día en la calle y a 10 metros de mi casa, por la noche probablemente me hubiese vuelto a casa y cerrado la puerta con un armario!

Increibles las noticias de anónimo, en fin, qué se puede hacer...

Bultza dijo...

miedo no creo que le metiese, solo miedo a ser reconocido supongo. Yo no tenía miedo, estaba a las 2 del medio día en la calle y a 10 metros de mi casa, por la noche probablemente me hubiese vuelto a casa y cerrado la puerta con un armario!

Increibles las noticias de anónimo, en fin, qué se puede hacer...

(ektwp) dijo...

Yo todavia llego a casa mirando la puerta con temor antes de entrar.
Ánimo!

salamancar dijo...

aitor saludos

hace mas de un año que leo tu blog , me parece intersante por los temas que tratas pero como decimos aca en colombia "es mejor que no te cojan con los pantalones abajo " y a esa gente asi no es de temerles pero hay que enfrentarlos con policia.

saludos y de tomas maneras a cuidarte.