lunes, mayo 04, 2009

El circuito fantasma

Una barrera y una señal de prohibido el paso. Parece que últimamente todo el mundo se empeña en ponerme barreras y cada vez me siento más vigilado. Miro a los lados, no hay nadie. Meto la cámara en la mochila y la tiro por encima de la valla, ya no hay vuelta atrás, el siguiente soy yo.

La adrenalina empieza a bombear, los sentidos se agudizan al máximo, los ruidos llegan amplificados y tu imaginación empieza a jugarte malas pasadas. Oyes las hojas moverse y no van al ritmo del viento, las miras, oyes ramas partirse y tu cerebro proyecta imágenes de perros, lobos y osos detrás de los arbustos. Con la mochila en mi brazo derecho en forma de escudo (algo que aprendí de mis perros) avanzo y me escondo detrás de los taluds de tierra para evitar ser visto desde el exterior de las vallas.


Nivelles-Baulers Formula 1
La entrada prohibida.

Nivelles-Baulers Formula 1
Por si quedaba alguna duda... encima te disparan ¿no? :-D

Mis ojos buscan en el suelo rastros de animales para saber qué me voy a encontrar. Después de cinco minutos solo encuentro heces de pequeño tamaño. Me voy tranquilizando, me siento y saco un zumo y la cámara. El sol está bien alto, no hay nadie en los alrededores, bajo mis pies asfalto por el cual hace más de 30 años que no pasan coches.

Continúo mi recorrido, a pesar del descanso y del zumo la adrenalina no ha bajado, ahora lo que veo son policías belgas siguiéndome y me empiezo a inventar disculpas, me pregunto que dirían si me encuentran allí y les digo “me he perdido” con mi réflex en la mano. Sigo viendo reflejos y movimiento, me agacho, miro atrás, a la izquierda, todo silencio.


Nivelles-Baulers Formula 1
La última curva del circuito ha desaparecido completamente bajo estos montones de tierra.

Nivelles-Baulers Formula 1
Aventurandome detrás de un grupo de conejos me encontré una vieja rueda olvidada después de probablemente más de una década, increible.

Nivelles-Baulers Formula 1
Pianos rugosos a los lados, ya sin color. La naturaleza ya ha comenzado a reclamar sus dominios

Al final veo a los culpables, 3 conejos pasan corriendo a 20 metros de mí entre los arbustos que han ido ganando terreno en este asfalto ya olvidado, intento dispararles con la cámara pero ellos me han asustado casi tanto como yo a ellos y no acierto. Esto me tranquiliza, si aquí hay una familia de conejos entonces no va a ser tan fácil encontrarme con un perro de alma solitaria, pero sigo viendo policías.

Hace unas semanas fui a visitar Nivelles, sin embargo poco después de la visita, mientras me documentaba un poco de lo que había visto, me llevé un palo de esos que son difíciles de olvidar.

[intro personal]

Soy un pequeño fanático de la Formula 1. Ese normalmente aburrido deporte que a veces me produce gran excitación. Soy pequeño porque no soy un gran entendido del mundo del motor, y fanático porque soy de los que no se pierden una sola carrera, ni aunque tenga que levantarme en plena madrugada.

[Fin intro personal]

Hace 35 años, a las afueras de Nivelles se disputaron un par de pruebas de formula 1, algo que se me pasó totalmente por alto y que fui a remediar el pasado fin de semana con una visita de extranjis.

Al parecer por aquel entonces, los belga-franceses (valones) y los belga-holandeses (flamencos) seguían teniendo problemas de integración entre sí (algo que todavía no ha cambiado, que por algo se caracteriza la especie del homo sapiens). Estas eternas disputas hicieron que las envidias por un circuito de fórmula 1 se multiplicasen por mil. Los flamencos tenían el circuito de Spa-Francorchamps, para muchos a día de hoy sigue siendo el mejor circuito del mundo, impresionante entre los bosques y las montañas de las Árdenas, el más divertido por sus subidas, bajadas y curvas, y casi sobretodo el que dispone del tiempo más inestable (para variar) añadiendo así la salsa picante que tanto se echa de menos en este deporte.

Los valones muy orgullosos y envidiosos decidieron crear su propio circuito de formula 1, y lo hicieron al sur de Bruselas, se le llamó Nivelles-Baulers. Se trataba de un circuito muy pequeñito y muy muy seguro, tanto que los espectadores se encontraban demasiado lejos del espectáculo como para ver algo, todo lo contrario de lo que era Spa. Durante los años 1972 y 1974 se celebró allí el gran premio de Bélgica y las dos veces ganó el dios del volante Fitipaldi. Pero como cabía esperar, el circuito cayó en el olvido totalmente eclipsado por la gran magnificencia del circuito flamenco.


Nivelles-Baulers Formula 1
El circuito de Nivelles-Baulers.

Nivelles-Baulers Formula 1
El circuito visto desde satélite hoy en día. Link en google maps aquí

Pocos años después, algunos fanáticos de las cuatro ruedas todavía acudían al circuito para correr carreras ilegales. El gobierno belga con el fin de acabar con los accidentes de estos locos, transportó enormes montones de tierra sobre partes del circuito haciéndolo ya totalmente inviable y posteriormente alrededor del año 2000 fue demolido.

En la actualidad si se sabe donde mirar todavía se puede encontrar el circuito, sobre él mismo se ha construido un centro tecnológico y el 70% del circuito ha sido reasfaltado y acondicionado como una calle más. Sin embargo el otro 30% se encuentra oculto (y probablemente no por mucho más tiempo) tras unas barreras que resultaron más difíciles de saltarse por la conciencia que por su estado. Ese 30% del circuito se encuentra todavía luchando a la imparable acción del tiempo y la naturaleza. Es curioso ver el asfalto entre las decenas de madrigueras de los conejos que habitan en los alrededores.


Nivelles-Baulers Formula 1
Instantánea tomada en el año 1974

Nivelles-Baulers Formula 1
Instantánea tomada en el año 2009, me llevé una copia de la imágenen de arriba para obtener más o menos la misma instantánea 34 años, 356 después (del 12 de mayo de 1974 al 3 de mayo del 2009).

Nivelles-Baulers Formula 1
Pianos descoloridos

Nivelles-Baulers Formula 1
Alguna recta todavía queda casi completa pero algunos trabajos han empezado a sus extremos, poco tiempo les queda a los conejos que aquí habitan.

Armado con la cámara, puse los pies y las manos por ese asfalto que todavía hoy huele a formula 1 y durante unos minutos disfruté de la implacable acción del tiempo.

12 comentarios:

bermiotarra dijo...

grande!
keep on running!

(ektwp) dijo...

Felicidades, que currazo te has pegado. Un articulo de un periodísta como deberian de ser, y no las mierdas que nos pegan...

No tenia ni idea de la existencia del circuito; pero que pena que se derroche tanto dinero para al final acabar en nada.

Aceituno dijo...

Muy buena entrada!!
Desconocia totalmente su existencia.

Espero una entrada futura sobre el antiguo trazado de Spa-Francorchamps (el de 14 km de longitud).

vmorenohorrillo@hotmail.com dijo...

Muy buenas Aitor!! Tras unos días de lectura por tu blog... he de decirte que iré de erasmus a bruselas. Empezaré el curso a partir de septiembre y la verdad es que da gusto encontrarse en la red españoles que cuentan sus vivencias por allí. Si todo va bien, enstaré un año académico, a ver qué tal me va. Tú sabes algo de cómo va el alojamiento??? Estoy un poco perdida!!

Bultza dijo...

Gracias hector, aitor for periodista? jejeje,

Aceituno, lo pensé en su día, pero pilla lejos y no estoy muy seguro de que vaya a encontrar nada "escondido" así que me atrae menos hacer una escapada loca allí, eso sí, visitarlo lo visito seguro, aquel circuito era casi más un rally ;)

vmorenohorrillo, envia un mail a mi dirección que encuentras en... portada a la derecha ;)

dragonfly dijo...

Bufff, impresionante. Precioso post

Los lugares solitarios me llaman la atención y más si fue un circuito

Por aquí también hay ejemplos similares, como el circuito de Terramar (Sitges)

Bultza dijo...

Cierto dragonfly, hace un par de años recuerdo haber dado con información sobre ese circuito que es además mucho más viejo que el que yo fui a visitar.

Visitar el circuito de Nivelles fue como teletrasportarme a un mundo salvaje en donde la acción humana se ha cancelado, fue una sensación muy extraña y diferente, me encantó :)

lapetiteenbelgique dijo...

Me ha encantado tu labor de investigación y el aura de misterio en la que la has envuelto :)

dragonfly dijo...

"fue como teletrasportarme a un mundo salvaje en donde la acción humana se ha cancelado"

justo!!!!! Creo que nunca hubiera encontrado palabras tan precisas para definirlo

Como en Prypiat

Le Mosquito dijo...

Encontré el enlace a esta entrada en el blog de Frikosal, y he venido para leerla.
Es cierto: los lugares abandonados pueden evocar... de todo, incluso fantasmas. Pero en el caso de un circuito de carreras puedo asegurarte que, aún estando operativo (un día de competición, por ejemplo) puedes descubrir en su entorno (no hace falta ni entrar) fantasmas a mogollón.

Bonita experiencia.
:)

frikosal dijo...

Uf, saltar esa valla debió de dar su yuyu. No se si te hubiera acompañado :)

Bultza dijo...

Frikosal, seguro que sí, el temor era sobretodo psicológico, allí no había nadie, un día lectivo probablemente no me hubiese atrevido.

Le mosquito gracias por tu mensaje ;). Estuve en un GP de f1 recientemente y he tenido la suerte de ver en primera mano a todos esos fantasmas :-D. Experiencia que no me gustaría mucho repetir (por la F1, no por los fantasmas), con un GP creo que he tenido suficiente para toda la vida. Lo vivo muchísimo mejor por la tele (cuando no hay anuncios claro...)